domingo, 28 de octubre de 2012

Chiste del otoño


Una noche una pareja de mayorcitos estaba ya acostada en su cama.
     El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y
     quería conversar.
     Le dijo: “Cuando me enamorabas, me agarrabas la mano...”
     De mala gana, el marido se dio media vuelta, le agarró la mano por unos
     segundos y luego trató de dormirse otra vez.
     En pocos momentos ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
     Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la
     mejilla y luego se acomodó para dormirse.
     A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías el cuello...”
     Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
     “A dónde vas?”, le preguntó ella.
     “¡¡¡A buscar los dientes…!!!”


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Esto si que es una gran sorpresaaaaaaaaa. Almudena tú por aquí!!!!!!!! No me lo puedo creer!!!!!! Mola!!!!!!!!
      Ojalá y vuelvas muchísimas más veces.
      Eres un cielo!!!!!
      Miles de besos de los que suenan

      Eliminar
    2. Sabes pq se abrió directamente el usuario en bloguer, si no me lio con otras cosas y no lo hago, ;) Gracias por tus palabras, que aunque no diga mucho, leerte te leo, ;)

      Eliminar
    3. Eso me gusta, que me leas. Y si de vez en cuando comentas eso ya será lo más.
      Un besazo

      Eliminar
  2. Un ejemplo de lo que es un pobre y resignado marido que va a buscar su dentadura postiza para agradar a su esposa......je,je, buenísimo.Besotes

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...